SALSERO MES DE OCTUBRE

Cheo Feliciano

(José Luis Feliciano Vega; Ponce, 1935) Cantante y compositor puertorriqueño, uno de los intérpretes de música latina más destacados durante la segunda mitad del siglo XX. Ha cultivado los más variados géneros y estilos, desde los ritmos más tropicales del son y la guaracha hasta el bolero y la canción romántica.

Nacido en el seno de una modesta familia de emigrantes, Cheo Feliciano comenzó su carrera musical apenas acabada la enseñanza secundaria. Se enroló en los conjuntos Ciro Rimac’s Review, Marianaxi de Luis Cruz y Kako y su Trabuco, además de colaborar ocasionalmente con la orquesta de Tito Rodríguez.

En 1955 pasó a ser el cantante del Sexteto dirigido por Joe Cuba, formación pionera en la introducción de nuevos sonidos tropicales en la que permaneció diez años y que le dio la oportunidad de darse a conocer internacionalmente. Fue una fructífera etapa para su carrera artística, materializada en la grabación de diecisiete álbumes, pero que desafortunadamente se vio interrumpida en 1965 por culpa de su adicción a las drogas.

Tras un largo periodo apartado de los escenarios, reapareció en 1971 invitado por las Estrellas de Fania para grabar el mítico concierto que reunió a los principales artistas salseros de la época, entre ellos Ray Barretto, Pete Conde Rodríguez, Yomo Toro, Bobby Valentín, Héctor Lavoe y Willie Colón. Con el tema Anacaona (1972), compuesto por Tite Curet Alonso, mostró su particular forma de interpretar salsa, diferente pero al mismo tiempo cercana a los más genuinos ritmos del Caribe, como el son, el guaguancó, el merengue y la guaracha.

Después de grabar quince discos en solitario con el sello Fania, en 1983 fundó su propia empresa discográfica, Coche Records; ese mismo año grabó en directo un concierto celebrado en el Centro de Bellas Artes de San Juan con el nombre 25 Años de Sentimiento. En 1984 fue homenajeado por varios de los artistas con los que compartió escenarios, como Joe Cuba y Ruben Blades, en el concierto Tributo a Cheo Feliciano. El triunfo a nivel internacional de la salsa le llevó a actuar en conciertos a ambos lados del Atlántico; en España, Cheo Feliciano fue una de las estrellas invitadas del prestigioso Carnaval de Tenerife, en las ediciones de 1982, 1983 y 1985. En 1992 regresaría a la península para actuar junto a otros artistas puertorriqueños en el marco de la Exposición Universal de Sevilla.

En 1990 pasó a trabajar para el sello RMM del productor Ralph Mercado, el más importante de música latina durante los años noventa, con el cual grabó cinco discos: Los feelings de CheoCantandoMotivos (en el que se adentró en el género del bolero), Un sólo beso y Una voz… mil recuerdos, un homenaje a las figuras más legendarias de la música latinoamericana.

Su ingente contribución a la música latinoamericana ha sido reconocida con numerosos premios y distinciones, entre los que se encuentran el Daily News Award, concedido por este prestigioso periódico neoyorquino; la Copa de Oro en Venezuela, uno de los países que más le aplaudió; el Latin New Award; y el premio Agueybaná, que le fue concedido en su isla natal.

EL RATON – FANIA ALL STARS – Cheo Feliciano – Jorge Santana

Cheo Feliciano – Anacaona (Yo Soy La Salsa)

SALSERO MES DE SEPTIEMBRE

 

 Héctor Juan Pérez  Martínez conocido como Héctor Lavoe

 Fue un compositor y cantante de salsa reconocido por la calidad de su música y su personalidad única a la hora de componer y cantar, llevándolo a tener una carrera musical exitosa durante los años 1970 y 1980. Nació el 30 de septiembre de 1946 en el municipio autónomo de Ponce localizado en Puerto Rico. Se hace en una familia de escasos recursos conformada por su madre Francisca Martínez llamada también “Panchita”, su hermana Priscilla y su padre Luis Pérez a quien llamaban “Lucho”, donde empezó a formarse como persona. Cuando solo tenía 3 años de edad su madre falleció, lo cual fue uno de los mayores golpes en la vida del cantante.

Desde muy pequeño su padre le inculcó el amor por la música, tanto así que a los 14 años ya daba pequeños conciertos en su pueblo natal, los cuales se le remuneraban con una suma aproximada de 18 dólares por noche con los cuales contribuía a las necesidades de su casa. En vista de que la economía en su familia tenía dificultades y con miras a cumplir su sueño de hacer dinero y ser famoso, a los 16 años Héctor decidió irse a New York acompañado por su hermana Priscilla. Ya en New York, Héctor se enfocó a buscar empleos varios donde realizaba labores de mensajero, maletero, pintor y mesero para conseguir algo de dinero; tiempo después se encontró con un amigo de infancia llamado Roberto García quien lo llevaba a discotecas, salones de baile y música latina en los barrios bajo Manhattan y el Bronx donde poco a poco empezó a ser reconocido por la calidad de su música. En el año 1965 el cantante de los cantantes grabó su primer sencillo llamado “Mi china me botó” en conjunto con la New Yorker band, esta canción hizo parte del álbum Está de Bala, grabado bajo el sello musical SMC. Héctor permaneció unos cuantos años más en esta banda tocando las maracas y haciendo algunos coros y simultáneamente también cantaba en otras bandas de la ciudad como lo eran: alegre all stars y Francisco “kako” Bastar y su orquesta donde conoció a Johnny Pacheco y a Willie Colón, siendo el segundo la persona con quien pronto empezaría a grabar. Desde que empezó su dupla musical, Héctor Lavoe y Willie Colón lograron grabar once canciones las cuales se destacaron en los álbumes The good, the bad and the ugly y Vigilante.

Entre los años 1967 y 1973 la dupla Willie-Héctor logran destacarse por producciones como:

  • La gran fuga
  • Cosa nuestra
  • Los mato
  • El juicio
  • Asalto navideño (Volumen 1 y 2), de las que se destacaron canciones como: “Juana Peña”, “Barrunto”, “Calle luna, calle sol”, y “La murga de Panamá”.

En el año de 1973 Willie Colón toma la decisión de separarse de Héctor buscando dedicarse solo a la producción musical y a su familia dejando también toda su banda a cargo del cantante de los cantantes, sin embargo, unos años después Willie colón empezaría una nueva etapa en la música haciendo dúo con el cantante panameño Rubén Blades. Aunque en principio Héctor se sintió traicionado por la separación, el tiempo fue haciendo olvidar esto y Willie Colón siguió grabando con Héctor en varios de los álbumes que hizo como solista.

Comienzo de su carrera como solista

La carrera como solista de Héctor Lavoe empezó en el año de 1975, logrando conformar una orquesta base integrada por la mayoría de músicos que hacían parte de la banda en la que cantaba con Colón. Esta orquesta estaba conformada por: Ray Maldonado y Héctor Zarzuela quienes tocaban los trombones, Tom Malón y José Rodríguez encargados de las trompetas, Mark Dimond quien era el pianista, Eddie Rivera el bajista, y José Mangual Jr. el de los bongos, Milton Cardona quien tocaba las congas y Nicky Marrero el timbalero.

Su primer álbum como solista lo tituló “La voz” y en este fueron de gran éxito los temas “Rompe saragüey”, “Un amor de la calle”, “Paraíso de dulzura”, “Emborráchame de amor”, “Mi gente” y entre otros temas que empezaron a consolidar el camino al éxito en la carrera musical de Héctor Lavoe y gracias a los cuales ganó el premio al mejor vocalista del año de la revista Latin NY.

Para el año 1976 vendría un nuevo golpe musical en la carrera de Héctor ya que lanzó al mercado su segundo álbum titulado “De ti depende” donde se destacó el tema “Periódico de ayer” (Producido por Tite Curet Alonso) uno de los temas estandartes del cantante y que hasta la actualidad es muy escuchado. En este tiempo los conciertos que tenía programados Héctor Lavoe fueron un total fracaso debido a sus problemas de drogadicción que le impedían cumplir con las fechas establecidas para sus presentaciones en vivo; esto generó una gran crisis depresiva en la vida del cantante lo que obligó a no cumplir al 100% con una de sus giras, para poder someterse a un tratamiento para superar su problema con las drogas.

La tercera producción musical de Héctor en su carrera como solista llamada “La comedia” llegó en el año de 1978, la cual se destacó por la participación de Willie Colón y Rubén Blades en su producción y de donde vendría la composición de la canción “El cantante” la cual fue de la autoría del cantante panameño, y cedió a Héctor Lavoe por convencimiento de Willie Colón ya que según él la letra de la canción se ajustaba más a la vida y trayectoria musical del cantante de los cantantes. “El Cantante” es hasta hoy el tema por el que es reconocido Héctor, del nombre de esta canción viene su estandarte por el cual se le llamó siempre “El cantante de los cantantes”.

En el transcurso de los años 80 se dio un episodio difícil en la vida del cantante, ya que su apartamento en Queens se incendió y para salvar su vida salto por la ventana, sin embargo, la magnitud del golpe le causo grandes fracturas en todo su cuerpo y un largo tiempo de incapacidad. Sucesos como este sumados a la pérdida de su suegra y su hijo menor agravaron nuevamente los problemas depresivos de Héctor haciendo que cayera nuevamente en la adicción a las drogas, dejando atrás todo el progreso que había tenido en cuanto a superar su adicción.

Aun en medio de su adicción, para finales de los 80 fue lanzado al mercado su producción musical llamada “Strikes back” en la cual venían canciones como Ponce, Loco, el boleto, taxi, la plena, como no voy a llorar, ella mintió y plato de segunda mesa y las cuales interpretó en sus giras musicales posteriores a los problemas personales que tenía .En 1988 exactamente el cantante se le diagnosticó síndrome de inmunodeficiencia adquirida, el cual se lo causo una aguja infectada con la cual se inyectaba drogas, sin embargo continuó con su carrera dando conciertos aunque se le pedía que estuviera en reposo. En este mismo año llega otro episodio trágico en la vida de Héctor, ya que por la crisis depresiva con la que venía tuvo una fuerte discusión con su esposa y se lanzó desde un noveno piso intentando quitarse la vida, para fortuna no lo logró pero si quedo con muchas fracturas por segunda vez en todo su cuerpo, lo cual obligo a realizarle implantes de titanio para corregirlas.

La salud de Héctor Lavoe no era la mejor para ese tiempo, y su adicción a las drogas lo deterioraba cada día más y fue en al año de 1991 cuando las cosas se empezaron a agravar mucho más, ya que el cantante sufrió un derrame cerebral que le paralizó medio rostro y acabo definitivamente con su profesión ya que no pudo cantar más debido a su dificultad para hablar. Fue el inicio de una vida donde el cantante estaba sumergido en el abandono y la pobreza luego de que su representante en ese entonces David Lugo se aprovechara de su discapacidad haciéndole firmar un poder que le concedía las ganancias de las ventas de sus discos. Afortunadamente unos meses después la familia de Lavoe pudo ganar la demanda judicial haciendo ver que la firma del cantante estaba mal hecha en los documentos firmados.

El cantante vivió sus últimos años en New York donde era presentado en tarimas de conciertos en los cuales le hacían homenaje y sus seguidores veían como cada día se deterioraba más, hasta que llego el 29 de junio de 1993, día en que a causa de un paro cardiaco murió.

Durante dos días enteros todos sus seguidores en New York y de otras partes de américa hicieron un homenaje en el “Frank E. Campbell Funeral Home” y posteriormente en el sepelio de su cuerpo.

Pasados 9 años, exactamente en el 2002 los restos del cantante fueron trasladados a su pueblo natal Ponce Puerto Rico, cumpliendo así lo que él había pedido antes de morir.

Héctor Lavoe gracias al legado y trayectoria que marcó, es considerado actualmente como uno de los grandes cantantes de salsa en todo el mundo, que gracias a sus producciones añadieron mucho valor al género y por lo cual se han levantado muchos monumentos en su honor recordado siempre por su gente como “El cantante de los cantantes”.

 
 

Fania All Stars ft Hector Lavoe – Mi Gente

 

Hector Lavoe «Potpourri » Live/En vivo